Los votos de pobreza de Pemex y CFE

Nuestras empresas productivas del Estado andan ordenadas, más no por su impecable régimen empresarial, sino por su parecido con las Carmelitas descalzas. Las empresas de propiedad pública no tienen forzosamente que ser miserables. Sin embargo, las nuestras parecen fieles a su voto de pobreza. Como si el lucro fuera pecado capital, Pemex y CFE  invariablemente se descapitalizan. ¿Esto las hace libres de pecado?

Votos CFE (1)

Los resultados del tercer trimestre de 2019 apuntan a su voto de precarización. En algunos aspectos, nuestras empresas mártires se encuentran en términos relativos en peores condiciones que durante el sexenio de Peña; mientras que en otros, muestran algunas mejoras. Lo importante es no engañarse, y no perpetrar las falacias que se repiten como Aves Marías en el rosario. Cada sexenio, este dúo fatídico sale mal en sus resultados, los cuales, invariablemente, gozan  de alguna justificación oficial. La administración en turno nunca será la responsable de los números rojos. Culparán a la noche, culparán a la playa, culparán a la lluvia o será que nunca amaremos como se debe a nuestras martirizadas empresas públicas.

Pero baste de rollo, hablemos de los números duros. En lo que a CFE respecta, ésta registró una caída del 73% del resultado neto, respecto del reportado en el tercer trimestre de 2018. PEEERO Don Manuel Bartlett, su flamante CEO, ya explicó que en los resultados globales, de enero a septiembre, CFE de hecho, está más sanita que el año anterior. Mientras que de enero a septiembre de 2018 CFE tocó números rojos, con una utilidad neta de -30.1 mil millones, este año CFE obtuvo una jugosa ganancia de 2.2 mil millones. La ganancia suena jugosa para quien acostumbra morirse de hambre. He aquí prueba fehaciente de que CFE cumple con los más fervientes votos de pobreza. Como dijera el buen San Francisco de Asis, santo patrón de los animalitos pero también de la austeridad, CFE necesita poco y lo poco que necesita, lo necesita poco. De ahí, la humilde y triste figura de nuestra empresa eléctrica nacional.

Votos CFE

El cuento de Pemex es igualmente frugal. Por vocación, Petróleos Mexicanos debe ser la única empresa de la orbe que se niega a ser rica por convicción. Pemex es orgullosamente una empresa de pobres, para pobres, donde los únicos ricos son sus funcionarios. Para constatarlo, de nuevo, baste ver sus resultados del tercer trimestre de este año. En este periodo, Pemex perdió 87,359 millones de pesos. Sin embargo, el Director de Finanzas: Alberto Velázquez, describió esta situación como un “sólido” crecimiento en las cifras de producción. Esto no es entendible cuando la producción de petróleo crudo cayó 6.7% en términos anuales. No obstante, Velázquez, fiel seguidor de Paulo Coelho y fiel integrante de los optimistas, afirmó que existen expectativas muy sólidas de un repunte en la producción de crudo en el cuarto trimestre de este año, gracias a la incorporación de nuevos desarrollos iniciados en tiempo récord en esta administración. Como bien dijo Jesús en el evangelio: La verdad nos hará libres. Ya veremos si sus perspectivas halagüeñas se cumplen. Lo más probable es que la verdad nos haga pobres

FIN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s