Día de entregas

No todo sucede por algo, pero la primera entrada a este blog coincide con el día de entrega del equipo que logró la aprobación de la Reforma Energética y los inicios de su implementación.  Es nuestra primera entrada no por coyuntura sino por desidia; hace muchos meses que nos proponemos arrancar este blog. En cambio, nuestros colegas del Sector Energético lograron lo que fue inconcebible por décadas en tan solo cinco años. Más tiempo nos tomó a nosotros iniciar un blog que a ellos armar y llevar a cabo licitaciones petroleras en las que se comprometieron decenas de miles de millones de dólares.

Estamos a muy buen tiempo de iniciar este blog y a muy mal tiempo de ponerle freno a la Reforma Energética. Esta es, al menos, nuestra postura. Pero aquí se vale opinar lo contrario. Quien quiera puede sostener que esta Reforma no ha servido para nada o también que le ha servido a los peores. Lo único que pedimos es que las opiniones se viertan sin animus ferendi y con la cabeza. Estamos en tiempos de mucha víscera y el Sector Energético requiere más cabeza que tripas y corazones. Esta es una invitación abierta a abandonar los discursos polarizantes y a entrar a un debate franco y constructivo. Si no logramos ponernos de acuerdo eso no importa, lo que buscamos es poner los temas sobre la mesa.

El tema general del Sector Energía en México es hasta qué grado conviene y puede el Estado ser el garante de satisfacer nuestras necesidades de electricidad e hidrocarburos. Los invitamos a que dejemos de satanizar ya sea al Estado o al Mercado, sino a tratar de ponerlos en su debido sitio y proporción. Aquí nos cuesta juzgar al Estado o al Mercado como inmanentemente buenos o malos, ni tenemos apegos afectivos a uno o a otro. Al menos para algunas de las plumas de Energeeks tan bobo suena decir que amamos a Pemex o a CFE como afirmar que los mercados eléctricos y de hidrocarburos entibian nuestros corazones. Estamos más allá de esas valoraciones.

Lo interesante de los años venideros no será el grado de reproche o de descrédito que la próxima administración pueda sembrar en lo que es y ha sido la Reforma Energética. Lo notable será si ésta puede proponer algo mejor y diferente. Si su solución a los problemas que aquejan a los hidrocarburos y a la electricidad en México consiste en volver al modelo estatista que estuvo vigente durante 76 años, antes de la Reforma Energética, valdrá la definición de locura que dice “Locos son los que repiten una manera de hacer las cosas y esperan un resultado diferente”. No tenemos indicios que los gobiernos conformados por partido alguno sean buenos empresarios, ya sean honestos o villanos. Si el gobierno entrante quiere que CFE y PEMEX despeguen de su deterioro mas le vale que sus directivos, además de ser gente buena, también sean buenos empresarios. La bondad en sí no hace de una actividad económica una rentable.

Estamos en la frontera de un cambio de régimen. Y de nada nos sirve desgastarnos en denostar la lógica “neoliberal” sin proponer algo nuevo. Es verdad que lo que algunos llaman la tecnocracia neoliberal no proveyó las soluciones requeridas para un país con semejantes desigualdades, en lo energético y en lo general. El desafío es proponer algo diferente. Aquí todas las propuestas son bienvenidas.

Un comentario sobre “Día de entregas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s